Follow by Email

lunes, 8 de octubre de 2012



                                         Dulce de membrillo
 
Alo largo de los años he leído sobre varias formas de elaborar el dulce de membrillo; en algunas se dice que el tiempo de elaboración es largo, muy largo.En otras que es engorroso...
La receta que paso a explicaros, es rápida ,sencilla y limpia.

Ingredientes:

1kg. de membrillo
1kg. de azúcar
1/2 vasito de agua

Elaboración:

Ya sabéis que os insisto siempre en el tema de las proporciones. Y en este caso aún más, porque la cantidad de membrillos que tenía era exactamenete de tres kilos y medio,así que necesité exactamente tres kilos y medio de azúcar.
Y también como siempre, yo con mis variaciones: partiendo de la receta básica,sustituyo 1/3 del azúcar blanco por azúcar moreno, para que el dulce no sea excesivamente empalagoso.

En primer lugar lavamos y eliminamos perfectamente la pelusilla de la piel de los membrillos. Hacedlo muy bien, y luego secádlos porque otra diferencia radica en que vamos a utilizar los membrillos con la piel, aunque en la mayoría de las recetas se pelan, yo la uso porque le da al membrillo otra untuosidad.
Una vez limpios y secos los partimos en trozos y retiramos las pepitas. 
Los ponemos en una olla expres con el medio vasito de agua, a fuego lento y en cuanto suba la válvula, los retiramos del fuego y hacemos un puré con la batidora; lo volvemos a poner al fuego y le añadimos de golpe el azúcar.




Y  ahora mantendremos el hervor durante diez minutos sin dejar de revolver. Ojo, que en esta fase cualquier descuido os puede costar una buena quemadura, pues salta mucho.
Lo retiramos del fuego  y lo vertemos en el recipiente donde lo vayamos a guardar, y dejamos que se enfríe.
Una vez que ya está frío y cuajado, lo tapamos y guardamos en la nevera. 

Y ya tenemos nuestro riquísimo dulce de membrillo casero y barato.
Aquí en Euskadi en las sidrerías es muy típico servirlo como postre acompañado de un buen queso Idiazabal, y nueces.

Bizcocho de leche condensada

 
 




                                         Bizcocho de leche condensada.

Ingredientes:

240gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
90gr. de azúcar.
1 pizca de sal.
240gr. de harina bizcochona, ó harina todo uso con un sobre de levadura en polvo.
4 huevos.
1 cucharada de esencia de vainilla.
500gr. de leche condensada.

Elaboración:

Batir la mantequilla con el azúcar hasta cremar, añadir la leche condensada y la cucharada de esencia. Después iremos añadiendo de uno en uno los huevos, y por último la harina tamizada con la pizca de sal. Cuando este bien mezclado vertemos la mezcla en un molde untado con mantequilla y harina, y horneamos  a 180º durante unos 40 minutos. Dejamos enfriar 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla donde acabará de enfriarse.
Esta es la receta original, sacada de mi blog favorito "Canela y limón", pero como ya me conocéis, pues la he modificado un pelín:
La leche condensada que he utilizado era cocida, así que he disminuido la cantidad de azúcar a 60gr.,y no le he echado la esencia de vainilla, porque el tostadito de la leche condensada cocida ya le da un sabor característico.

miércoles, 3 de octubre de 2012





                    Mermelada de moras silvestres

Ingredientes:

1kg. de moras
1kg. de azúcar
1/2l. de agua

En primer lugar deberemos lavar las moras a conciencia, y escurrirlas bien.
En una cazuela ponemos el agua con las moras, y se dejan cocer hasta que estas estén blanditas.
En este punto las pasamos por un tamiz y volvemos a echarlas en el mismo recipiente en el que se cocieron,una vez limpio.Añadimos el azúcar y a fuego vivo las dejamos cocer sin dejar de revolver con una cuchara de madera.
Aseguraos de espumarlas lo más posible, como siempre,
 para evitar la fermentación. Deberán estar al fuego hasta que la mermelada haya espesado; sabremos si ha alcanzado el punto adecuado cuando, echando una cucharada en un plato, se cuaja al enfriarse. Si es así la retiramos del fuego y la dejamos templar, para luego pasarla a los tarros donde la vayamos a envasar.
Ya veis que  es sencilla de hacer, y las únicas recomendaciones son que antes de cerrar y los envases, para el baño maría, la dejéis un par de días descubierta simplemente tapada con un paño de cocina bien limpio. Y a tener en cuenta el calculo de las proporciones, ya sabéis: por cada kilo de moras, kilo de azúcar y medio litro de agua.